From Rituales

Collage de intenciones

sketch_2

Seguro que te suena.

También llamado visualboard o simplemente board, se trata de un conjunto de imágenes y palabras, una composición.  Puede hacerse sobre papel, encima de un corcho, en la pared, o en soporte digital, porqué no. La idea es elegir imágenes para visualizar mejor qué queremos este año, qué retos queremos perseguir, qué nos hace felices. También podemos añadir imágenes a modo de  recordatorio de qué actividades, cosas o situaciones nos hacen sentir bien. 

sketch_1

Cómo empezar:

En primer lugar es muy recomendable hacer un repaso del año anterior. Escribir en nuestro cuaderno qué cosas hemos aprendido, qué cosas hemos logrado, qué relaciones hemos disfrutado, qué experiencias nuevas hemos tenido. La idea aquí es enfocarnos en lo positivo, en darnos cuenta que un año da para mucho y que, pese a lo malo, siempre habrá cosas buenas que recordar. 

En segundo lugar conviene hacer una lista de todo aquello que deseamos para el nuevo año, vale todo. Aunque te recomiendo que no te vayas por las nubes. Es bueno desear, pero tampoco pidamos lo imposible. 

Cuando hayamos terminado la lista toca preguntarse para cada deseo anotado si realmente lo deseamos y porqué. Por ejemplo, yo puedo desear tener un perrito. Y me pregunto ¿realmente lo deseo? Sí ¿Y por qué? Pues para sentirme acompañada ya que me encuentro muy sola. Si es este el motivo, quizás lo que necesito es preguntarme qué pasa con mis relaciones. Quizá deba enfocarme en mi vida social y, en vez de desear un perrito, desear que el nuevo año me traiga nuevas amistades significativas. Me sigues, ¿verdad?

Una vez tenemos la lista de deseos y nos hemos cuestionado cada uno de ellos (esto puede durar un buen tiempo, así que no tengas prisa) el siguiente paso es buscar imágenes que representen todo lo que queremos atraer. Sé específica, tanto como puedas. Además intenta que todas las imágenes que reúnas te gusten estéticamente. Puedes hacerlo a lo oldschool recortando revistas pero, para mí, Pinterest aqui va estupendo. Hazte un tablero secreto y empieza a guardar todas las imágenes inspiradoras que necesites. 

Verás que, cuando ya tengas algunas, el tablero va ganando sentido. Vas a ver cómo todas ellas tienen algo en común. Cómo hablan al unísono de qué energía quieres atraer, de qué estás deseando integrar en ti. 

Cuando lo tengas terminado busca la manera de que lo puedas ver todos los días. Puedes tenerlo colgado en tu habitación, de fondo de pantalla de tu ordenador, pegado al interior de tu armario… La cuestión es que lo puedas ver todos los días, que le dediques un minuto o almenos unos segundos. A corto plazo verás que es inspirador y que va a subir tu estado de ánimo. Pero además, y aquí viene lo bueno, vas a dar pasos hacia esos objetivos con mucha más falicidad que si no hubieras hecho este ejercicio. Saber lo que uno desea es el primer paso para conseguirlo. Recuerda que uno no puede cumplir deseos si no tiene claro cuales son. 

Te animo a que lo prueves, sé que lleva un tiempo, pero recuerda que es tiempo para tí, para tu cuidado, para tu bienestar, para trazar tu camino, para sentirte mejor.